Bailes Folklóricos  E-mail
Danzas Populares y Folklóricas

Danzas Flokloricas de bolivia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA DIABLADA

La Diablada , según la tradición , como un hecho material con profunda inspiración religiosa , parte del descubrimiento de la imagen milagrosa de la Virgen de la Candelaria en el refugio del famoso ladrón NINA NINA, probablemente en el siglo XVIII, cuando los mineros de Oruro resolvieron declararla Madre protectora del pueblo trabajador y bailar de diablos precisamente para no provocar el enojo del "TIO" de la mina. Esta danza mestiza es también teatralizada como "Relato Católico" . Relato de los diablos que tiene en su interior una trama mística sostenida por la creencia, concepcion de lucha del bien contra el mal, lucha a muerte entre la legión infernal y el arcángel Miguel que dio paz a todos, con bondad y belleza.

Vencidos los diablos dejaron de luchar y todo quedo en paz sobre la tierra , desterrandose la discordia, el mal y la furia; así demuestra el "Relato" del escritor orureño,Don Rafael Ulises Peláez.
Se inicia con el diálogo de dos poderosos Ángeles, uno presenta la armonía (Miguel), otro el descontento y amargura(Lucifer). El lugar de la entrevista, está en el límite mismo del Averno, donde la Diablada irrumpe en son de Guerra.Al llamamiento del arcangel Miguel , acuden legiones celestiales y se produce la primera batalla  ganada por los demonios, los cuales invaden la Tierra para exterminar al Cristianismo, luego se realiza la otra en la  que los mortales esperan temerosos la pugna.
Al finalizar , los diablos derrotados deben sufrir la ignominia de confesar sus pecados "Los Siete Pecados capitales" por la Luz Divina.
Por lo expuesto , la Diablada es la danza infernal de origen minero que manifiesta la simbiosis pagano -religiosa de respeto al " tio " o Diablo (amo de los socavones) y devoción a la Virgen de la Candelaria, Patrona de los Mineros . Su coreografia representa la lucha del bien contra el mal y la derrota de los siete pecados capitales.
  

  
Kusillos
Danza precolonial caracterizada principalmente por la interpretación de pinkillos (flautas de pico) acompañados por wankaras (cajas) su coreografía varia de acuerdo a la región donde se interpreta. Es danza propia del altiplano.

Se piensa que el kusillo es un espíritu juguetón que se apropia de las semillas cuando se efectúa la siembra.

Lleva una vestimenta muy característica cuya careta tiene pequeños cuernos y una nariz larga y delgada.
Huititis
La danza del Huititis es una danza muy tradicional del altiplano boliviano. Segun la tradición simboliza la caza de aves de la región andina. Avez como la perdíz u otras.
La vestimenta usada durante la danza es muy especial y vistosa para el observador.
La danza en sí es mixta, es decir hombres y mujeres interpretan el baile juntos. El baile mismo es la imitación del paso de las aves por el altiplano. Los danzantes se mueven en forma muy ligera y ágil.


Mohoseñada


La mohoseñada es una danza autóctona aymara. Es originaria de la localidad de Mahoña, actualmente llamado cantón Victorio Lanza. La música es aymara, en este caso se interpretaba en base a lo cósmico, porque el Altiplano Andino esta rodeado de altas montañas como el Illampu, Huayna Potosí, Mururata, Illimani, Sajama, además de los ríos caudalosos como el Desaguadero y otros que están en el noroeste boliviano y los grandes lagos Titicaca y Poopó
Actualmente la mohoseñada por influencia de la cultura occidental ha sufrido muchos cambios tanto en la vestimenta como en los instrumentos y en las épocas de ejecución, pero en las provincias y comunidades, aun se mantiene en gran medida la versión original
Sus instrumentos están conformados de la siguiente manera:
Salliwa, eraso, rikintu, harimachu, ch'lli, clarín y tambores.


Tundiqui


Este baile tiene sus orígenes en los valles subtropicales de los Yungas paceños. Sus raices son semejantes a la famosa Saya en la cultura afro - boliviana.
Ambos ritmos dejan notar claramente su impresionante herencia africana en la forma de bailar y el ritmo con el que tocan sus bombitos.
La danza del Tundiqui sigue siendo una de las danzas más tradicionales que aún se siguen bailando dentro del folklore boliviano